Blog

La artritis puede ser tratada mediante una correcta alimentación

20871212_m

En el pasado hemos buscado alimentos con propiedades antiinflamatorias y los investigadores han trabajado para encontrar un analgésico natural que añadir a las comidas.

Una serie de descubrimientos recientes y de rápida expansión han mostrado que la calidad de los alimentos, la proporción de carbohidratos y proteínas en cada comida, y la acción de la insulina inducida por la comida son las causas principales de muchos casos de artritis reumatoide.

Estas sustancias son las adipoquinas, se producen en el tejido adiposo y son los nuevos factores de inflamación, quiere decir que la elección correcta de alimentos puede ayudar a curar ciertas enfermedades de manera natural.

En muchas ocasiones, hemos discutido cómo la dieta puede afectar al origen y mantenimiento de la artritis reumatoide debido a los efectos inflamatorios de la intolerancia alimentaria (alergias alimentarias retardadas). Sabemos que un equilibrio de los distintos componentes de los alimentos puede ser clave en la inflamación de las articulaciones.

El descubrimiento de las adipoquinas ha sido relativamente reciente (la primera fue la leptina en 1994), pero en realidad sus efectos se sienten por todo el cuerpo en cada proceso inflamatorio. Están involucradas en el metabolismo, regulación hormonal, reacciones inflamatorias, artritis y muchas otras condiciones.

Teniendo en cuenta la gran difusión de esta sustancia, es sorprendente que muchos médicos no sean conscientes de su existencia, y más aún, de su importancia: las adipoquinas causan y controlan la mayoría de los fenómenos inflamatorios del organismo; tan importantes son que las denominan “factores emergentes de inflamación”. En cualquier caso, lo cierto es que las adipoquinas están involucradas en el origen y mantenimiento de la artritis reumatoide y el dolor articular general.

Para entender cómo la falta de conocimiento sobre la acción de esta sustancia afecta a la medicina, sólo hay que imaginar entrando a un centro de reumatología y preguntar si ciertos cambios en la dieta pueden mejorar la situación artrítica. Lo normal es que la respuesta sea negativa, o en el mejor de los casos una leve pérdida de peso puede ser beneficioso.

Sin embargo, en 2007 la revista Nature Clinical Practice Rheumatology publicó un extenso estudio sobre el papel de las adipoquinas en Reumatología y sus posibilidades terapéuticas (Lago F et al, Nat Clin Pract Rheumatol. 2007; 3(12):716-724). El estudio fue propuesto en 2007 por Medscape (organismo americano responsable de la educación médica, entre otras) como una actualización para los médicos.

En resumen, las adipoquinas son consideradas las mediadoras emergentes más importantes en la respuesta inmunológica e  inflamatoria. Las más conocidas hoy en dia son: leptina, adiponectina, resistina y visfatina, todas ellas derivan de una dieta que activa la insulinorresistencia, gracias a esto pueden ser usadas en la dieta de manera terapéutica para reducir y regular su producción.

En términos prácticos, modificar el desayuno cuando te levantas con dolores, probablemente sea una opción más eficaz que tomar un analgésico.

Publica un comentario