All posts tagged Artritis reumatoide

ARTRITIS, NUTRICIÓN Y ESTILO DE VIDA

Artrite-nutrizione-e-stile-di-vita_articleimage
Existe una estrecha relación entre artritis y alimentación. Los dolores reumáticos, las mialgias y todas las patologías conectadas con el dolor muscular, articular y grupos musculares pueden depender del nivel de algunas citoquinas inflamatorias conectadas con la comida y el tipo de alimentación.

El estudio de la inflamación alimentaria y seguir una dieta que respecte el perfil alimentario personal pueden contribuir positivamente a la gestión de la molestia, junto a las terapias que se pueden estar siguiendo.

Artritis reumatoide, artritis psoriásica, artritis reactiva y en general todas las formas de molestias articulares están ligados a la presencia de una inflamación y al hecho que el organismo se defienda a través de la aportación de líquidos que intentan “diluir” la concentración de las sustancias inflamatorias. Esto lleva a dolor, dificultad de movimiento, rigidez. Todas las síntomas que en muchísimos casos pueden ser reducidos y tal vez solucionados a través del estudio personalizado de la alimentación.

Desde hace algunos años se ha sospechado de una relación entre lo que se come y las manifestaciones dolorosas del artritis.
En particular, desde 2007 los trabajos de la española Francisca Lago, de la Universidad de Santiago de Compostela, han permitido definir que el artritis depende del tipo de alimento comido (como evidencia el estudio del perfil alimentario personal) y de la forma en las que se combinan hidratos y proteínas en la alimentación. Las reglas indicadas por la Harvard Medical School sobre la correcta combinación que se tiene que seguir son parte integrante de los protocolos terapéuticos que en nuestra clínica utilizamos desde hace años con las personas que presentan esta sintomatología.

La reciente evolución de la investigación científica ha reconocido la estrecha relación entre las sintomas del artritis y un aumento de la inflamación y de la permeabilidad a nivel intestinal.
Un intestino inflamado y el contacto desequilibrado con la comida pueden estimular la producción de BAFF y de PAF, citoquinas que contribuyen a inducir y mantener fenómenos dolorosos. Se trata de las misma citoquinas que están relacionados también con la presencia de patologías autoinmunes.

La inflamación alimentaria hay que considerarla como una de las causas principales de la artritis y el conocimiento de la relación entre inflamación, alimentación y artritis hoy en día ha llevado a un cambio radical en la comprensión de estas patologías.

A menudo es una alimentación muy repetitiva que causa la activación de procesos inflamatorios que llevan al artritis y a sus manifestaciones.

Que hacer

Excluyendo los casos de artritis aguda y repentinas con fuertes dolores e inmovilidad por las que siempre es necesaria una evaluación clínica de un médico, el estudio de los niveles inflamatorios y del Perfil Alimentario personal a través del test Biomarkers es la primera arma terapéutica que hay que utilizar.

Siguiendo los esquemas nutricionales propuestos tomando como punto de partida el nivel de inflamación y la reactividad individual, se vuelven a establecer unas costumbres alimentarias saludables con las que a menudo se puede llegar de forma rápida y sencilla a la recuperación del bienestar, uniendo el plan nutricional a cualquier terapia clínica.

Más sugerencias

En caso de artritis y dolores musculares, una vez entendido que algunos alimentos comidos en exceso pueden tener una responsabilidad en la génesis del dolor, la tendencia es la de eliminar muchas categorías alimentarias cuando es muy importante entender que no existen alimentos buenos o malos en absoluto, sino que se puede encontrar un equilibrio individual de acuerdo con el propio perfil alimentario como evidencia el test Biomarkers, que incluye una dieta de rotación y nunca de eliminación.

Problemas específicos de asimilación pueden mejorar con el uso de enzimas digestivas tomadas por ciclos terapéuticos, tomándolas antes de las comidas.

Por muchos años se ha pensado que el intestino desarrollara funciones exclusivamente de absorción, mientras hoy en día está claro su rol esencial en la vida del sistema inmunitario humano: podríamos decir que “cuando la tripa está bien, el intero organismo está bien”.

Los alimentos fermentados y las reacciones relacionadas con la levadura están involucrados en las enfermedades autoinmunes

25273073_mArtritis reumatoide, síndromes de intestino irritable (como enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa), enfermedad de Hashimoto, artritis psoriásica, diabetes tipo 1 y desórdenes desmielinizantes (por ejemplo la esclerosis múltiple)… Día tras día, éstas  y otras condiciones parecen tener en común los mecanismos inflamatorios, aquellos que involucran a las reacciones relacionadas con la levadura y alimentos fermentados.

La reactividad inflamatoria de los alimentos es importante en la aparición de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o aquellas que afectan al intestino (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa). Este papel es tan importante, que nos ha llevado a tratar a los pacientes afectados por estas enfermedades a través de terapias específicas basadas en el profundo análisis de los niveles inflamatorios y de la reactividad de los alimentos. Leer más…