All posts tagged Lactosa

Intolerancia a la lactosa y alergia a las proteínas de la leche: dos realidades distintas

milk_glass_hand-300x205En esta época del año, la aparición de colitis así como los síntomas típicos del síndrome del intestino irritable son cada vez más evidentes.  Las razones a las que se le achaca esto suelen estar siempre relacionadas, o bien por haber ingerido unas cantidades mayores de fruta, o bien de productos lácteos.

Referirse a la reacción hacia las proteínas de leche o a la intolerancia lactosa suele ser una fuente de discusión bastante común, a pesar de que las razones, particularidades y terapias de ambas suelen mezclarse.

La intolerancia a la lactosa es un problema que no concierne al sistema inmunológico. En cambio, depende de la habilidad del sistema digestivo para asimilar completamente la lactosa mediante su transformación en azúcar. El único efecto que puede acarrear es diarrea y dolor de estómago, dependiendo de la dosis. No ocurre nada cuando tomamos pequeñas cantidades de lactosa: para tener una reacción importante es necesario ingerir importantes cantidades. Aquellas personas que afirman que con una gota de leche sufren de diarrea, no deberían investigar sobre su intolerancia a la lactosa sino una reacción potencial a inflamaciones relacionadas con los alimentos, concretamente a las proteínas de la leche. Leer más…

Lácteos

dairy-products Una reactividad hacia la leche debe entenderse como una reacción inmunológica hacia las proteínas de la leche, y más concretamente a las proteínas derivadas de la leche de vaca.

Mucha gente confunde la reacción inmune a la proteína de la leche con la intolerancia a la lactosa. Ésta última es una forma de intolerancia bioquímica debido a la falta de la enzima lactasa, la cual se encarga de romper los azúcares de la lactosa para hacerlos digeribles, y así mejorar los fenómenos intestinales.

Sin embargo, la reactividad a la leche y proteínas de la leche de vaca causan una respuesta inflamatoria generalizada, implicando al cuerpo entero, y puede ir acompañado de migraña, colitis, acné, artritis así como inflamación y dificultades digestivas.

Leer más…