All posts tagged perder pelo

Caída de pelo y alimentación

Caduta-dei-capelli-e-alimentazione_articleimage
La caída o pérdida del pelo es un proceso fisiológico, sin embargo si es excesiva, puede tratarse de un síntoma de malestar con diferentes causas posibles: una potencial patología autoinmune (con características muy específicas), una alopecia, o un daño específico, como en el caso de un tratamiento quimioterápico.

De todos modos, las causas más comunes por las que el pelo se cae son de origen hormonal, nutricional (el pelo responde rápidamente a la falta de algunos nutrientes) y/o inflamatoria.

Independientemente del motivo de la caída del pelo, que puede ser útil consultar con su médico, es importante saber que la nutrición y el estilo de vida tienen un rol fundamental en su prevención y tratamiento.

Una dieta hipocalórica prolongada, la falta de consumo de la cantidad correcta de proteínas o de sales minerales, así como una mala gestión del estrés, juegan un papel relevante en la llamada “telogen effluvium”. Piense en un árbol que en otoño pierde sus hojas, de la misma manera un organismo estresado y sin recursos suficientes puede “decidir de liberarse” por un tiempo de su propio pelo.

La alopecia androgénica, caracterizada por la  caída del pelo localizada en las sienes, está especialmente conectada con una componente hormonal.. En este caso también la nutrición, el control de la inflamación y el estilo de vida tienen un rol importante. Hay que añadir que este tipo de pérdida de pelo está relacionada también al consumo de cigarrillos, por lo que dejar de fumar es muy útil.

¿Qué hacer?

Conocer los niveles de inflamación personales puede ser útil para empezar un régimen de modulación. Un test como Biomarkers puede proporcionar información útil que servirá como punto de partida para guiar un tratamiento eficaz de la inflamación alimentaria, controlándola a través de una dieta de rotación.

Un buen desayuno, la combinación de carbohidratos y proteínas en cada comida, el uso de hidratos a bajo impacto glucémico (fruta y verdura en abundancia, cereales integrales y legumbres) son hábitos de bienestar que ayudan a mantenernos al reparo de las carencias más comunes, con un efecto importantísimo en términos de control hormonal e inflamatorio.

Excluir la presencia de una mala absorción a través de un examen químico físico de las heces puede ser útil. La carencia de zinc, hierro y vitamina D ha sido también asociada a la pérdida excesiva de pelo, por la que la introducción de estos elementos a través de suplementos puede ser de ayuda.

Otras sugerencias

Aprender a gestionar de forma eficaz el estrés al que estamos sujetos es especialmente importante en el tratamiento de este síntoma. Que la causa sea inflamatoria, autoinmune u hormonal, el control de los niveles personales de estrés es esencial.

Un buen desayuno, el consumo de cantidades adecuadas de proteínas y nutrientes y el control de los picos glucémicos (usando hidratos de bajo impacto glucémico asociados a una cuota proteica) son elementos útiles para ayudar el organismo a estar en la mejor condición posible para reaccionar al estrés.

Practicar actividad física y aprender a focalizarse en lo que es realmente importante (por ejemplo a través de la práctica de la respiración consciente) pueden ser una ayuda extra.

El uso de suplementos como el aceite de perilla y de grosella negra pueden ser grandes auxiliares en estos caso, el inositol está especialmente recomendado para los pacientes con alopecia androgénica.